Hemeroteca Juan Miguel Oyhanarte

Sección de la Biblioteca Popular "Bartolomé J. Ronco"

Estás en: Blog Hemeroteca » Novedades » Los orígenes del chambergo

Los orígenes del chambergo

Artículo sin firma, publicado en el Diario del Pueblo de Azul el 8/9/1934.

El nombre de una pieza tan popular como el chambergo, considerado en el país como “genuinamente criollo” remonta al célebre alemán, Mariscal Federico Von Schamberg, que nació en 1615 en Heidelberg.

Hizo éste servicios militares en Holanda y Francia, y en 1661, por orden de Luis XIV, en Portugal, y mandó allí las tropas con tanta suerte contra España que ésta, en 1668, se vio obligada a hacer la paz y reconocer la Casa de los Braganza; volviendo luego a Francia donde alcanzó grandes honores. Más tarde sirvió a Portugal y a Holanda y fue muerto en la batalla de La Boyne en Inglaterra en 1690.

Es curioso cómo el nombre de un personaje célebre y popular llegó a ligarse con nuestra prenda criolla. En 1669 fue creado en la Corte de Madrid un regimiento de Guardias de Infantería que constaba de 2.400 hombres y 600 caballos, con el fin de oponerse a Don Juan de Austria quien pretendía dominar a la reina gobernadora durante la menor edad de Carlos II.

El vestuario consistía en una casaca amarilla “guarnecida por sus costuras con franca de la Casa Real, con cuadros verdes y rojos; un calzón greguesco; media encarnada; zapato de becerro blanco con lazos rojos; corbata y sombrero denominado chambergo”.

El Regimiento fue llamado por la gente “el regimiento de la chamberga”. Provocó varios escándalos en Madrid, y la gente cantaba la siguiente copla en alabanza a Don Juan de Austria:

                                        “Verá el regimiento

                                          Verá la chamberga

                                          En dos mil figuras

                                          Que es vergüenza verlas”

El Mariscal Schamberg se había ganado las simpatías de toda la península ibérica, y todo el mundo imitaba su forma de vestir: su justillo bordado, su peluca rubia y sus puntillas francesas…el clero lusitano tuvo que prohibir que se vistiese a los santos y a las santas “a la chamberga”.

El uso del sombrero chambergo fue prohibido por los Reyes, pero sólo Carlos III (1759-1788) logró suprimirlo, declarándolo de uso exclusivo de los verdugos.

De tal manera, pronto desapareció de la península, conservándose en las colonias, y en la Argentina, donde alcanzó el colmo de la popularidad por ser prenda preferida del General Mitre, a quien acompañó, junto con el sombrero de Teniente General, hasta su última morada.

 

Creado: 2013-01-16 15:02:47 - Modificado: 2013-01-16 15:02:47

 

Dejar un comentario


 
 

Dirección: San Martín 362 - Tel.: 02281-424368
Atención al público: Jueves de 10 a 12 y de 17 a 20 hs. (Entrada libre)
Correo electrónico: hemerotecadeazul@hotmail.com
Azul, Buenos Aires, Argentina

Diseño: MCF Estudios