Hemeroteca Juan Miguel Oyhanarte

Sección de la Biblioteca Popular "Bartolomé J. Ronco"

Estás en: Blog Hemeroteca » Historias Azuleñas » AZUL EN 1935

AZUL EN 1935

Por Jorge Zandoná

Divertida anécdota sucedida en el Hotel Argentino

 

Esta anécdota se la he escuchado narrar a mi padre en numerosas oportunidades, pues presenció la situación.

En esos años existía en Azul el Hotel Argentino, situado en la esquina formada por las calles Alsina (hoy Hipólito Irigoyen) y Burgos, el mismo ocupaba un cuarto de manzana y tenía las característica de los hoteles de entonces, fundado por Torras a fines del siglo XIX. Era regenteado por los Sres. Calzado y Seminara contando con un patio central con plantas y aljibe, numerosas habitaciones que disponían de un solo baño el cual dentro de sus comodidades poseía un sector con tres habitáculos con su ducha, que en el aviso comercial se indicaba tenían agua caliente y fría; además el hotel poseía un gran comedor, en el cual se servían las comidas que ofrecía el servicio de restaurant.

En ese entonces los pasajeros arribaban a nuestra ciudad en tren, en diligencia o en automóvil utilizando estos últimos, cuando provenían de Buenos Aires el camino de tierra, que conocemos como viejo camino a Las Flores que corre paralelo a la vía del ferrocarril, pues no se contaba con la Ruta nº 3

 

Una mañana calurosa del mes de enero de ese año, cerca del mediodía arriba al hotel un viajante de comercio que estaba recorriendo los almacenes de campo. Dirigiéndose al Sr. Calzado, en ese momento a cargo de la recepción, le solicita una habitación y le pregunta si el baño está disponible para ducharse, recibiendo una respuesta afirmativa. Este pasajero se instala en la habitación asignada y se dirige al baño con la finalidad de recibir una ducha reparadora. Luego de ello regresa y con cierto disgusto  se dirige al Sr. Calzado expresándole: “la ducha fue una maravilla, pero le advierto que el baño es una calamidad pues está lleno de moscas”.  Ello provoca el asombro del Sr. Calzado quien mirando su reloj, luego de un instante, le responde: “qué extraño a estas horas debieran estar todas en la cocina” por supuesto la carcajada de los presentes puso el broche final a esta ocurrente salida.

 

Creado: 2015-05-13 12:11:35 - Modificado: 2015-05-13 12:11:35

Comentarios

Mabel eiffler - (Mabeleiffler@hotmail.com.ar) dijo:

Que lindas son las anécdotas que nos permiten volver atrás en el tiempo! Que se repitan

2015-05-14 08:36:47

 

Dejar un comentario


 
 

Dirección: San Martín 362 - Tel.: 02281-424368
Atención al público: Jueves de 10 a 12 y de 17 a 20 hs. (Entrada libre)
Correo electrónico: hemerotecadeazul@hotmail.com
Azul, Buenos Aires, Argentina

Diseño: MCF Estudios