Hemeroteca Juan Miguel Oyhanarte

Sección de la Biblioteca Popular "Bartolomé J. Ronco"

Estás en: Blog Hemeroteca » Historias Azuleñas » UN CIENTÍFICO AZULEÑO DE PRESTIGIO MUNDIAL

UN CIENTÍFICO AZULEÑO DE PRESTIGIO MUNDIAL

Por Hemeroteca Juan Miguel Oyhanarte

Semblanza del Dr. Rolando García Boutigue (1919-2012)

 

Entre tantos olvidados hombres de valía nacidos en suelo azuleño, destaca con luz propia ROLANDO GARCIA BOUTIGUE.

Este científico e intelectual nació en Azul el 20 de febrero de 1919. Contrajo matrimonio con la investigadora argentina en psicolingüística Emilia Ferreiro. *

De abuelos inmigrantes ("esos que venían en un barco de tercera clase, con un atadito colgando de una caña") quedó solo con su madre a los cinco años y empezó a trabajar a los 14. Fue el único universitario de la familia.

Rolando se graduó como físico (con especialización en Hidrodinámica y Termodinámica de la Atmósfera) en la Universidad de California.

Se ha dicho que García era un hombre exigente y apasionado. Intentó construir una universidad que fuera la “conciencia crítica y política de la sociedad”. Buscó cambiarla, ya que por entonces primaban las clases magistrales, se consideraban innecesarias las actividades científicas y creativas, la participación de los alumnos era limitada. Desde 1957, García pasó a ser decano de la Facultad de Exactas de la UBA a los 38 años, y dejó su impronta para siempre.

Creó la Ciudad Universitaria al noreste de la Capital; el pabellón I lleva su nombre desde 2009. Impulsó la creación del actual Instituto Leloir y del Departamento de Industrias de la UBA. Apoyó la llegada al país de la primera computadora, la famosa Clementina. Generó cargos de profesores con dedicación exclusiva y fue uno de los fundadores del CONICET.

LA NOCHE DE LOS BASTONES LARGOS

En palabras de Eduardo Barcelona: “Si inexplicable fue el golpe de Estado que derrocó al presidente Arturo Illia, violenta y oscurantista fue 'La noche de los bastones largos' del 29 de julio de 1966, marca indeleble de la destrucción de la universidad. La acción que castigó con palos a decanos, profesores y estudiantes universitarios durante el desalojo de las facultades de la Universidad de Buenos Aires (UBA) incluyó un simulacro de fusilamiento en la de Ciencias Exactas donde ocurrió el epicentro de la represión policial y terminó con un joven mendocino muerto, fundador de Franja Morada: Santiago Pampillón, en Córdoba, en septiembre de aquel año.

Los cerca de 200 detenidos que se hicieron en Exactas fueron conducidos a distintas comisarías, en una de las cuales estuvo el Vice - Decano de la UBA Manuel Sadosky durante varias horas.”

García Boutigue, acusado por entonces de "comunista", dijo en un reportaje que fue "a las celdas y me encontré con Sadosky, y con un profesor universitario estadounidense Warren Ambrose, y con muchos más. La paradoja fue que yo, que era el cuco comunista y a quien querían sacar a palos, fui recorriendo y sacando a todo el mundo”.

EL EXILIO EN SUIZA

Forzado a abandonar el país se radicó en 1966 en Ginebra, donde trabajó en el Instituto de Epistemología Genética de la Universidad, realizando investigaciones y publicando libros con el famoso epistemólogo Jean Piaget, conocido por su teoría del aprendizaje en la infancia. También llegó a ser director del Global Atmospheric Research Programme.

REGRESO A LA ARGENTINA Y NUEVO EXILIO

Volvió a nuestro país a comienzos de 1970, pero tras sufrir amenazas de la Triple A (la Alianza Anticomunista Argentina) debió emigrar nuevamente.

SU ACTIVIDAD CIENTIFICA EN MÉXICO

La familia García se afincó en México en 1981, año en el que Rolando ingresó como investigador a la Universidad Autónoma Metropolitana.

Entre 1984 y 1998 Rolando fue jefe de la Sección de Metodología  y Teoría de la Ciencia del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (CINVESTAV) del Instituto Politécnico Nacional (IPN).

Una de sus tesis fue importante para el lanzamiento de cohetes hacia la Luna.

El valor de la tesis fue reconocido por la NASA, que sistemáticamente le invitaba a su congreso anual. García fue uno de los descubridores del cambio climático global y de su impacto en los ecosistemas y biomas, y sus efectos en los sistemas de producción de alimentos.

Participó como director y asesor de proyectos internacionales, entre ellos: Analysing  Biospheric Changes (ABC) y La Sequía y el hombre de la Federación Internacional de Institutos de Estudios Avanzados (IFIAS); Sistemas Alimentarios y Sociedad del Instituto de Investigaciones para el Desarrollo Social de la ONU; Programa de Investigación Global de la Atmósfera, en el Consejo Internacional de Uniones Científicas y Organización Meteorológica Mundial.

En la ONU, lideró el Programa Mundial de Investigación Atmosférica, el primer monitoreo de la atmósfera con apoyo de satélites meteorológicos.

En 2003 volvió a Buenos Aires a presentar un libro de testimonios en el que rescató la experiencia de la UBA entre 1955 y 1966 (La construcción de lo posible, Libros del Zorzal, 2003).

Murió el 15 de noviembre de 2012 en la Ciudad de México, a los 93 años de edad.

SU HUELLA EN LOS PERIODICOS AZULEÑOS

El Diario del Pueblo, en su edición del 29 de agosto de 1947, publicó la siguiente noticia:

“Este joven azuleño que actualmente efectúa estudios superiores meteorológicos en la Universidad de Chicago en los Estados Unidos ha finalizado el primer curso correspondiente a dicha especialidad con la más alta calificación.

Por disposición de la Secretaría de Aeronáutica, el joven García Boutigue  pasará a continuar en el segundo curso en la Universidad de Los Ángeles (California) por el término de otro año. A tal efecto se instalará, en compañía de su señora madre, el 19 de septiembre próximo hasta la ciudad citada en último término, efectuando el viaje en automóvil, cuyo recorrido abarcará 3.500 kilómetros luego de cruzar el centro y el oeste de la Unión y visitar las principales ciudades y parajes de ese país”.

El 18 de agosto de 1951, en su ciudad natal, García Boutigue pronunciaba una conferencia.

Así la reflejaba el Diario del Pueblo en la sección “Vida Social”:

“Realizó en el Refugio de la Agrupación Artística Maná el sábado por la tarde su anunciada disertación el prestigioso meteorólogo Dr. Carlos (sic) García Boutigue, coterráneo residente en Buenos Aires y dueño de prestigiosa personalidad, no obstante su juventud. El tema, vasto, profundo, de precisa enseñanza, fue desarrollado a grandes rasgos y sirvió para iniciarnos en el conocimiento de nuevas teorías científicas, con su correlación en lo social y lo político, que el disertante matizó con ejemplos concluyentes que le valieron una sostenida muestra de aprobación en forma de nutridos aplausos al finalizar.

“Se formalizó amplio debate sobre sus conclusiones en los corrillos y en su torno se conversó animadamente en punto a lo que García Boutigue definió como la estructura de formas científicas que irán a reemplazar a las conclusiones sostenidas hasta el presente, en especial en cuanto hace al valor de la palabra en la sociedad moderna.”

ALGUNAS ANÉCDOTAS

“En 1962, el Gobierno había limitado la compra de muebles y útiles para la facultad. Pero García se las ingenió para sortear la restricción: en lugar de mesada, escribió “soporte antigravitatorio para material científico”; en lugar de máquinas de escribir, “transcriptores de fonemas”. La burocracia estatal aceptó el pedido.” (Jorge Aliaga a Valeria Román en el diario “Clarín”)

(Ya en México)… “Pronto se le encargó hacer un análisis del SAM (Sistema Alimentario Mexicano) de López Portillo.

Lo hizo, y su conclusión más importante fue que “...El campo mexicano está preparado para votar, no para producir”. Como era de esperar, el trabajo de Rolando y su equipo no fue publicado.

Suerte similar corrió un valioso estudio patrocinado por la International Federation of Institutes of Advanced Studies (IFIAS), que además solventó el pago de la edición de un libro (Nature pleads No guilty) de Pergamon Press (tres volúmenes en formato grande), que por razones oscuras no se distribuyó, por lo que no puede adquirirse.

El libro presentaba el trabajo de Rolando sobre las hambrunas en África. Hacia allá fue él y estudió a fondo el muy complejo problema.

El estudio y las conclusiones fueron motivo de una presentación en un congreso sobre el tema.

Otros ponentes, como Norman Ernest Borlaug, doctor en patología vegetal y Premio Nobel de la  Paz en 1970 –considerado el padre de la revolución verde y de la agricultura moderna–, eran de la opinión de que las hambrunas seguían a las sequías, tesis que sigue de moda (o de excusa).

Rolando le dio un giro a esta interpretación al demostrar que cuando ocurría una hambruna los graneros estaban repletos y el precio de los granos aumentaba.

Discutieron agriamente Borlaug y García. Bourlaug defendió la verdad oficial mostrando gráficos de la correlación positiva de cierto valor entre sequías y hambrunas.

Rolando se fue a la biblioteca y encontró una correlación de valor superior entre venta de armas y hambrunas”. (J. Muñoz, op.cit. en la bibliografía).

Vaya pues este merecido recuerdo para un hijo de esta ciudad, desconocido por muchos, y que tanto hiciera por el avance de la ciencia. Quizás algún día algún funcionario se decida a homenajearlo, imponiendo su nombre a una calle de Azul.    

 

* Agradecemos a la Prof. Adriana Inés Abadie su aporte, que nos permite hoy destacar también la trascendente labor científica de la esposa de Rolando García Boutigue:

Dra. Prof. Emilia Beatriz María Ferreiro Schavi (Buenos Aires, 1937​)

En 1970, después de formarse en la licenciatura en psicología por la Universidad de Buenos Aires, estudió en la Universidad de Ginebra, donde además trabajó como investigadora asistente y colaboradora​ de Jean Piaget, y obtendría su PhD bajo la supervisión y orientación del insigne epistemólogo suizo. Retornó a Buenos Aires, en 1971, donde formó un grupo de estudios sobre alfabetización, y además publicó su tesis de doctorado: Les relations temporelles dans le langage de l'enfant (Las relaciones temporales en el lenguaje del niño). Al año siguiente, recibió una beca de la Fundación Guggenheim (en EE. UU.) En 1974 se alejó de sus tareas docentes en la Universidad de Buenos Aires.

En 1977, después del golpe de Estado en la Argentina pasó a vivir en el exilio, en Suiza, estudiando en la Universidad de Ginebra. Luego, inició con Margarita Gómez Palacio, un estudio en Monterrey (México) con infantes que presentaban dificultades de aprendizaje.​ En 1979 pasó a residir en el Distrito Federal (México) con su marido, el físico y epistemólogo Rolando García.

Actualmente es profesora titular del Centro de Investigación y Estudios Avanzados del Instituto Politécnico Nacional, en la ciudad de México.

 

BIBLIOGRAFÍA

MUÑOZ, J. : Rolando García, científico, historiador de la ciencia y epistemólogo referente. En: Elementos 90 (2013) 57-59. Disponible en www.elementos.buap.mx

https://www.clarin.com/sociedad/murio-rolando-garcia-enfrento-bastones_0_BkbgbcaswQx.html

http://www.telam.com.ar/notas/201607/156831-la-noche-de-los-bastones-largos-represion-universidades-uba.html

http://www.telam.com.ar/notas/201607/156848-bastones-largos-aniversario.html

http://www.lanacion.com.ar/501943-rolando-garcia-br-hay-que-hacer-un-pais-distinto

Diario del Pueblo, Azul. Ediciones citadas en el texto. En: Hemeroteca “Juan Miguel Oyhanarte”.

 https://es.wikipedia.org/wiki/Emilia_Ferreiro

 

Creado: 2017-08-07 15:07:09 - Modificado: 2017-08-07 18:01:39

Comentarios

Jorge Murguiarte - (murguiarte@hotmail.com) dijo:

Haace años publique en el diario El Tiempo de Azul una carta de protesta por la ingratitud azuleña.Como buen azuleño, me da verguenza que todavia en Azul no haya una calle que se llame Rolando Garcia.

2017-08-07 18:37:39

jorge murguiarte - (murguiarte@hotmail.com) dijo:

Y todavia en el año 2017 Azul no recuerda a uno de sus hijos mas distinguidos.

2017-09-19 16:05:49

 

Dejar un comentario


 
 

Dirección: San Martín 362 - Tel.: 02281-424368
Atención al público: Jueves de 10 a 12 y de 17 a 20 hs. (Entrada libre)
Correo electrónico: hemerotecadeazul@hotmail.com
Azul, Buenos Aires, Argentina

Diseño: MCF Estudios