Hemeroteca Juan Miguel Oyhanarte

Sección de la Biblioteca Popular "Bartolomé J. Ronco"

Estás en: Blog Hemeroteca » Historias Azuleñas » Villa Fidelidad

Villa Fidelidad

Por Enrique C. Rodríguez

Designado Comandante en Jefe de la Fontera Sur, el General Manuel Escalada llegó al Azul en Septiembre de 1856.

Dueño de una brillante foja de servicios, había iniciado su carrera militar en el Regimiento de Granaderos a Caballo, y combatió en históricas batallas tales como: San Lorenzo, Sipe-Sipe, Chacabuco, Cancha Rayada, Talcahuano y Maipú.

Asumido su destino en Azul, se dedicó a restablecer las relaciones con los indios, que se habían interrumpido después de las fracasadas expediciones de Mitre y Hornos. ( combates de Sierra Chica y San Jacinto )

Envió entonces al Coronel Ignacio Rivas a tratar con Catriel y Cachul, que estaban asentados en Guaminí. Al primero de ellos le otorgó como consecuencia del acuerdo logrado, el título de " Cacique Mayor y Comandante General de los Pampas ".

En consecuencia, Catriel y Cachul se establecieron con su gente en las inmediaciones de los Arroyos Nievas, Tapalqué y Azul, a la altura del Cerro Negro.

Azul festejó el tratado de paz con un Tedeum y carne con cuero en la plaza, para los vecinos, mas un baile por la noche. Corría el año 1857.

Escalada dio a su actividad en Azul una orientación moral nunca vista antes. Así propuso a la Corporación Municipal dos iniciativas simultáneas: 1) Crear un establecimiento sedentario de indios en las proximidades del pueblo y 2) La erección de un nuevo templo en reemplazo de la Iglesia que databa de la época de la fundación, y que se encontraba casi en ruinas.

Los vaivenes de las luchas de frontera y los acontecimientos políticos de aquellos duros tiempos, demoraron por algunos años la concreción de esta última iniciativa, pero finalmente Azul tuvo su nueva Iglesia, la que se mantuvo hasta 1899, año en que fue demolida para dar espacio a nuestra hermosa Catedral.

Cumplido ese primer sueño de Escalada, vamos a referirnos ahora a su segundo objetivo, es decir, la fundación de Villa Fidelidad.

VILLA FIDELIDAD

Escalada creía que era posible la adaptación del indio a la vida civilizada y a la disciplina del trabajo, mediante su radicación sedentaria.

Partiendo de este concepto, resolvió donar a las numerosas familias que obedecían a las órdenes del Cacique Maicá, pagándolas con su propio dinero, las tierras que dieran nacimiento a Villa Fidelidad.

Con la elección de ese nombre se intentaba mostrar la concordia entre indios y blancos. De tal modo, Escalada adquirió a la Corporación Municipal de Azul 100 solares de 50 varas de frente y 50 de fondo cada uno , debiendo aplicarse de ese dinero, 40 pesos a gastos de mensura y escritura, y los otros 60 a la construcción del nuevo templo.

La adjudicación se hizo por escrito, en documentos que revestían el carácter de títulos provisorios de propiedad, y bajo la condición expresa que el inmueble donado no podía ser vendido bajo ningún concepto, título ni causa.

Debe destacarse que Maicá y su tribu justificaron con su conducta el nombre dado al asentamiento.

No solamente habían acompañado a Mitre y Hornos en sus campañas, sino que también participaron en los combates de Cristiano Muerto y Sol de Mayo, contribuyendo a la derrota de Namuncurá.

Algo muy importante a señalar es que la fundación de Villa Fidelidad no hizo desaparecer las tolderías de Catriel y Cachul, que continuaron asentadas en el Potrero de Nievas.

Villa Fidelidad, según nos cuenta el Dr. Ronco, dio lugar al nacimiento de un importante centro de tejeduría pampa,algunas de cuyas producciones se conservan en el Museo Etnográfico y Archivo Histórico " Enrique Squirru ".

Además, el autor nos narra que conoció este barrio en 1902, cuando los toldos habían sido reemplazados por construcciones de paja y barro. Vio ancianos casi centenarios, de recia raza pampa, algunos de los cuales habían transcurrido su infancia en las épocas de Catriel el Viejo, de Cipriano y de Maicá.

Llama su atención la gran cantidad de mujeres, lo que atribuye a que los hombres se habían dispersado en busca de trabajo.

ACTUALES LIMITES:

Hoy, el Barrio Villa Fidelidad tiene por límites al Oeste, la calle General Manuel Escalada; al Este el Arroyo Azul; al Norte la Avenida Mitre, y al Sur, la Avenida Guemes.

 

 

 

Fuente: "El General Manuel Escalada y la fundación de Villa Fidelidad " , por el Dr. Bartolomé José Ronco, de la serie " Cuadernos de Azul " editada por la Biblioteca Popular que hoy lleva su nombre,en 1946.-

NOTA: Este texto fue difundido en el programa " Ana y el espejo "de la Sra. Ana María Praiz a través de la emisora FM del Pueblo de la ciudad de Azul ( 104.1 del dial ).

El autor agradece el inestimable apoyo de la conductora, y del amigo y gran colaborador en la Hemeroteca, Sr. Mario Labaronnie.

En consonancia con el propósito de divulgación histórica que animara nuestra participación en la radio, se permite la reproducción total o parcial de este artículo, con el solo requisito de la mención de su fuente.

 

 

 

 

 

 

 

Creado: 2009-07-17 20:19:58 - Modificado: 2009-07-24 12:35:37

Comentarios

OMAR - (alpupitre@hotmail.com) dijo:

Me acuerdo cuando de niño, en Azul, al lado de mi casa había un rancho muy parecido al de este artículo, el de los Azuña. Y yo vivía a cinco cuadras del centro, no en Villa Fidelidad.

2016-02-01 00:44:07

 

Dejar un comentario


 
 

Dirección: San Martín 362 - Tel.: 02281-424368
Atención al público: Jueves de 10 a 12 y de 17 a 20 hs. (Entrada libre)
Correo electrónico: hemerotecadeazul@hotmail.com
Azul, Buenos Aires, Argentina

Diseño: MCF Estudios